Queremos compartir

  • una convicción
    —el ser humano necesita recuperar su dimensión espiritual—

  • y una intuición
    —la espiritualidad franciscana, en cuanto intuición de lo esencial del Evangelio, puede tener algo que decir en este tiempo de desorientación.

Te invitamos a participar en el encuentro mensual de oración de la Red Asís que tendrá lugar los últimos jueves de cada mes a las 19,30h.

Lugares en los que se celebra la oración mensual

 

Carta de este mes: Carta nº 116

Junio de 2018  Número 116

Principio 4. Compartir este camino, vivir la fraternidad

Cuando San Francisco quiere recordar cómo han de ser las relaciones entre los hermanos recurre frecuentemente a la figura materna, tanto para indicarles a los responsables cuál ha de ser su actuación, como también al tratar de ordenar la vida en los eremitorios, don-de indica que cada semana uno ha de ser la madre que cuida de los otros.

Cuando habla del cuidado de Dios también le surge espontáneamente la figura de la madre, y nos impulsa a aprender de ella.

 Pulsa aquí para recibir la Carta de Asís por e-mail ( ).


Repositorio de cartas

Te ofrecemos unos días de reflexión y oración a través de los lugares que inspiraron a Francisco y Clara de Asís.
Una oportunidad de búsqueda, de descanso... o de cansarse de un modo diferente.
CAMINAMOS A ASÍS del 4 al 11 de JULIO (2018).
Si te interesa dínoslo.
615-785328
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Evangelio del día

Mk 4,26-34

Parábola del crecimiento de la semilla
26 Jesús dijo también: “Con el reino de Dios sucede como con el hombre que siembra en la tierra: 27 que lo mismo si duerme que si está despierto, lo mismo de noche que de día, la semilla nace y crece sin que él sepa cómo. 28 Y es que la tierra produce por sí misma: primero brota una hierba, luego se forma la espiga y, por último, el grano que llena la espiga. 29 Y cuando el grano ya está maduro, se siega,o porque ha llegado el tiempo de la cosecha."p
Parábola de la semilla de mostaza
30 También dijo Jesús: “¿A qué se parece el reino de Dios, o con qué podremos compararlo? 31 Es como una semilla de mostazaq que se siembra en la tierra. Es la más pequeña de todas las semillas del mundo; 32 pero, una vez sembrada, crece y se hace mayor que cualquiera otra planta del huerto, y echa ramas tan grandes que hasta los pájaros pueden anidar a su sombra.”r
El uso que Jesús hacía de las parábolas
33 De esta manera les enseñaba Jesús el mensaje, por medio de muchas parábolas como estas y hasta donde podían comprender. 34 No les decía nada sin parábolas, aunque a sus discípulos se lo explicaba todo aparte.s