Marcos 2,18-22

Marcos:Introducción12345678910111213141516

La cuestión del ayuno
(Mt 9.14-17; Lc 5.33-39)
18 En una ocasión estaban ayunando los seguidores de Juan el Bautistan y los de los fariseos. Algunas personas fueron a Jesús y le preguntaron:
–Los seguidores de Juan y los de los fariseos ayunan: ¿por qué no ayunan tus discípulos?ñ
19 Jesús les contestó:
–¿Acaso pueden ayunar los invitados a una bodao mientras el novio está con ellos? Mientras está presente el novio, no pueden ayunar.20 Pero vendrá el momento en que se lleven al novio;p entonces, cuando llegue ese día, ayunarán.
21 “Nadie remienda un vestido viejo con un trozo de tela nueva, porque lo nuevo encoge y tira del vestido viejo, y el desgarrón se hace mayor.22 Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo hace que revienten los odres y que se pierdan tanto el vino como los odres. Por eso hay que echar el vino nuevo en odres nuevos.”q