Marcos 4,26-34

Marcos:Introducción12345678910111213141516

Parábola del crecimiento de la semilla
26 Jesús dijo también: “Con el reino de Dios sucede como con el hombre que siembra en la tierra:27 que lo mismo si duerme que si está despierto, lo mismo de noche que de día, la semilla nace y crece sin que él sepa cómo.28 Y es que la tierra produce por sí misma: primero brota una hierba, luego se forma la espiga y, por último, el grano que llena la espiga.29 Y cuando el grano ya está maduro, se siega,o porque ha llegado el tiempo de la cosecha."p
Parábola de la semilla de mostaza
(Mt 13.31-32; Lc 13.18-19)
30 También dijo Jesús: “¿A qué se parece el reino de Dios, o con qué podremos compararlo?31 Es como una semilla de mostazaq que se siembra en la tierra. Es la más pequeña de todas las semillas del mundo;32 pero, una vez sembrada, crece y se hace mayor que cualquiera otra planta del huerto, y echa ramas tan grandes que hasta los pájaros pueden anidar a su sombra.”r
El uso que Jesús hacía de las parábolas
(Mt 13.34-35)
33 De esta manera les enseñaba Jesús el mensaje, por medio de muchas parábolas como estas y hasta donde podían comprender.34 No les decía nada sin parábolas, aunque a sus discípulos se lo explicaba todo aparte.s