Queremos compartir

  • una convicción
    —el ser humano necesita recuperar su dimensión espiritual—

  • y una intuición
    —la espiritualidad franciscana, en cuanto intuición de lo esencial del Evangelio, puede tener algo que decir en este tiempo de desorientación.

Te invitamos a participar en el encuentro mensual de oración de la Red Asís que tendrá lugar los últimos jueves de cada mes a las 19,30h.

Lugares en los que se celebra la oración mensual

 

Carta de este mes: Carta nº 166

Agosto de 2022  Número 166

Principio 2. Vida cotidiana: Hacia dentro, humildad

Desde pequeños nos educan para que podamos ganarnos la vida por nosotros mismos. Y ese ganarnos la vida va muy unida a lo que se valora en nuestra cultura: eficacia y productividad. Pero necesitamos lucidez para saber el por qué y el para qué de lo que somos y hacemos.

 Pulsa aquí para recibir la Carta de Asís por e-mail ( ).


Repositorio de cartas

Evangelio del día

Mateo 19,23-30

Mateo:Introducción12345678910111213141516171819202122232425262728

23 Jesús dijo entonces a sus discípulos:
–Os aseguro que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.p24 Os lo repito: le es más fácil a un camello pasar por el ojo de una agujaq que a un rico entrar en el reino de Dios.25 Al oirlo, sus discípulos se asombraron más aún, y decían:
–Entonces, ¿quién podrá salvarse?
26 Jesús los miró y les contestó:
–Para los hombres esto es imposible, pero no para Dios.
27 Pedro entonces añadió:
–Nosotros, que hemos dejado cuanto teníamos y te hemos seguido, ¿qué vamos a recibir?
28 Jesús les repondió:
–Os aseguro que cuando llegue el tiempo de la renovación de todas las cosas,r cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, vosotros, que me habéis seguido, os sentaréis también en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.s29 Y todos los que por causa mía hayan dejado casa, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o tierras, recibirán cien veces más, y también recibirán la vida eterna.30 Muchos que ahora son los primeros, serán los últimos; y muchos que ahora son los últimos, serán los primeros.t